Carta de Fin de Año

Ahora que se acerca el final de año tendemos a pensar: “ojala el año que viene sea mejor” y a organizar rituales de Fin de Año para tener más suerte el año próximo.

Esta es una forma de centrar nuestra atención en el exterior, siempre buscando fuera, cuando la felicidad está siempre en nuestro interior.

Este año quiero dejarte un ejercicio de Fin de Año que espero te sea de mucha utilidad para conseguir tus sueños, o al menos para acercarte más a ellos.

  1. Coge un papel bonito para escribir y un bolígrafo o pluma que represente algo especial para ti, es importante escribirlo a mano.
  2. Cuida tu entorno: escoge un lugar que sea cómodo para escribir. Puedes encender una vela si te gusta o ponerte incienso y una música que te guste si eso te hace sentir mejor.
  3. Siéntate y relájate, toma aire…
  4. Ahora imagina como querrías que fuese tu vida justo dentro de un año, a finales de 2018, “como si” fuese Navidad o Fin de Año, cuando te sientes otra vez a escribir esto mismo.
  5. Imagina todo lo que te gustaría sentir, como sería tu vida: familia, pareja, trabajo, vivienda… Lo más importante es que sientas que tu vida es cómo quieres que sea. Con todo lujo de detalles… ¿Quién está a tu lado? Pareja, familia, amigos, mascotas… ¿Qué sientes cuando tu pareja te besa? ¿Cuándo tus hijos te abrazan? ¿Cuándo acaricias a tu mascota? ¿Qué sientes cuando te dan ese ascenso? ¿Cómo es la sensación cuando cambias de trabajo? ¿Y esa nueva casa, que sientes al entrar en ella? Nota eso en lo más profundo de ti…
  6. Empieza a escribir: cuando ya has conectado con todos esos sentimientos y sensaciones como si las estuvieses viviendo en este instante, es el momento de escribir, tienes delante todo un papel en blanco para escribir lo que tú quieras. Primero pon la fecha de tu carta (31 de diciembre de 2018 por ejemplo). Puedes empezar dando las gracias a quien tú creas. Este podría ser un ejemplo que adaptes a tus creencias o a tu forma de ver el mundo:“Querido Universo, Amado Dios, etc.…” te doy las gracias porque durante este año 2018 mi vida ha cambiado y he conseguido mis objetivos/sueños/ilusiones… Escribe con todo lujo de detalles como es tu vida en este momento (a finales de 2018) meteorología, sensaciones, lo que ves, qué es lo que sientes, ¡TODO!… no omitas detalles por más sencillos que te parezcan.
  7. Ahora que tienes escrita tu carta, reléela y conecta con esas sensaciones que sientes al leerla y confía.
  8. Durante siete días lee tu carta, conectando con todo aquello que has escrito, lo más importante es volver a conectar con las emociones y sentimientos que te inspira.
  9. Cuando pasen los siete días, guarda tu carta y olvídala hasta final del año que viene.

Si haces esto puede que te sorprendas el año que viene cuando leas tu carta y puede que quieras seguir escribiendo todos los años.

¡Feliz Año 2018!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.